Atrapada.

Atrapada entre el cielo y el infierno,

estoy sin estar, el tiempo es eterno,

atormentada me hayo en el averno en el mas crudo invierno,

anhelando el más mínimo instante tierno.

Corazón deseoso de alcanzar el cielo,

alma apresada entre barrotes de hielo.

Cautiva, sin alas, rea del sufrimiento,

quisiera escaparme como el viento.

zerua eta infernua

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude